Viernes de Metal desde España (temporalmente, por desgracia) con casi todo grupos nuevos para mí. Empezamos:

Auðn | Farvegir Fyrndar

Black Metal islandés que, por desgracia, no suena especialmente islandés.

Atmosféricos, bastante guapo pero necesita más blastbeats. También resulta un poquillo genérico. Bien aun así.

Cloak | To Venomous Depths

Black n’ Roll desde Atlanta. Guapo pero meh, me sigue pareciendo que nadie sabe todavía cuajar estas dos tendencias tan bien como lo hacían Entombed en su estilo.

No obstante, no son una copia cherna de Kvelertak, cosa que se agradece porque ellos tampoco acaban de mezclarlo homogéneamente con cojones y necesitamos alternativas para avanzar hacia algo que me satisfaga a mí, que soy el que importa.


Perihelion | Örvény

Hostia, esto sí que no me lo esperaba. Metal oscuro-raro con voces limpias desde Hungría.

Una de esas mezclas que a veces quedan bien y otras son una mierda. En este caso les ha quedado un disco bastante cojonudo.

Pink Cream 69 | Headstrong

Nada nuevo bajo el descojono: guapísimo.

Discos como este le hacen a uno recordar por qué me flipaba tanto el Hard Rock de chaval.

Nekrasov | The Mirror Void

Lo-Fi blackmetalero sin demasiado gusto. Cada canción de su puto padre y de su puta madre, baterías MIDI, distorsión absurda… bah, pasando.

Las canciones de ruiditos no están mal, pero no me jodas.

Asthenia | Nucleation

Black Metal shoegazer desde jodido puto China. No es mi puta taza de té, pero siempre está de huevos que un país con la puta hostia de gente empiece a hacer música macarra.

Suena potente y, sin ánimo de tocar los huevos, occidental. Lo dicho, a ver si el gritón de cabrones que viven ahí empiezan ya a hacer blastbeats, hostia.