Viernes, que te quiero viernes. Por fin un Viernes de Metal que no es una puta mierda.

Yellow Eyes | Immersion Trench Reveries

Hostia, un disco que llevaba meses esperando, lo nuevísimo de los neoyorquínicos Yellow Eyes. Black Metal cutre que no se avergüenza de su pasado porque no tiene. Como el puto Darkman manda.

Por desgracia, el nivel de “Sick with Bloom” estaba tan alto que era jodidísimo estar a la altura. Está guapo, pero no tanto como la maravilla anterior. Le he metido ya unas cuantas veces y va ganando, no obstante.

Iron Monkey | 9-13

Esperadísimo nuevo disco de estas leyendas del Sludge macarrónico después de casi 20 años sin sacar una mierda (una que cuente).

Parece que se siguen llevando los acoples y las escalas esas chanas, pero les ha quedado como más marchoso y bailable. Nunca ha sido un grupo que me acojonara vivo y su puto nuevo disco no parece que vaya a cambiar eso.

Bell Witch | Mirror Reaper

Bueno, ahora sí; disputocazo. Retiro toda mi incredulidad (nos ha jodido, como diría mi padre: “depués de vistos los cojones, macho”) porque estos dos cerdos se han cascado un discón de toma mierda y moja.

Por alguna razón, en Spotify lo han unido todo en una canción, pero en principio son dos: “As above” y “So below”. La primera es puro Funeral corrosivo y cerdo, pasote; la segunda es más corta y más traquilita, sin apenas distorsión, pero malrollera igualmente.

Metedle: disco del año.

Amenra | Mass VI

Hostia. Puta. Santa. Nada especialmente nuevo que decir, simplemente lo han vuelto a hacer.

Da igual que toda la escena experimente con texturas y paisajes, los putos Amenra se las apañarán para dejarse de pollas y hacer un disco más gordo que el anterior mientras el descojono lo permita. Y lo permitirá, claro.

Throane | Plus une main à mordre

Otra grata sorpresa. Manda huevos que con todos los países que tenemos en este despolle de planeta, el mejor Black Metal del momento venga de jodido Francia.

Muy en la onda del anterior y de sus compatriotas Blut Aus Nord (me suena que son colegarios, ¿es posible o me lo estoy inventando?), no se pasa de blatbeats, pero crea un ambiente suficientemente malrollero como para que no importe.

Heir | Au peuple de l’abîme

Y para terminar este glorioso viernes, un grupo nuevo, también gabachudo: Heir.

Según Metal Archives hacen una mezcla de Black y Sludge, pero, por suerte, la componente blacker pesa bastante más que la sludger. Interesante y agresívico debut lleno de disonancias y ruidismo. Habrá que seguirles el ñordo a estos también.