Otro día jodidísimo en Sitges. Va:

A Ghost Story

Probablemente, mi película favorita del festival. El Affleck no-Batman la palma y se convierte en un fantasma condenado a estar aburridísimo.

No quise leer mucho sobre la peli, confié en la nota de IMDB, así que fue toda una sorpresa, porque su puta madre. Al principio me acojonó que fuera tan lenta porque pensé que iba a ser un ñordo pretencioso y sin sentido, pero en absoluto. La historia es simple y bonita; directa y sin chorradas; lenta pero bien, de dejarse llevar.

Lo que no sé a qué pollas viene es proyectarla en 4:3, como si fuera un capítulo de Benito y Compañía, pero qué sé yo.

Jupiter’s Moon

Ganadora del festival. Tócate los huevos, Mari Carmen.

Un cerdo dispara a otro que intentaba entrar en Hungría y el segundo aprende a volar. Y… bueno, ya, más o menos.

La peli toca temas candentes de una forma absurdísima y que no interesa a nadie. Me debí de perder todas las alegorías porque me pareció un puto sinsentido amateur de dos horas.

68 Kill

Un cabrón se mete en un lío acojonante porque sale con una puta loca.

Cumple con lo que promete el tráiler pero poco más; nada acaba de ser muy gracioso ni muy loco.

Tampoco mola demasiado que quiera ser feminista y todos los personajes femeninos sean jodidas chifladas y el único personaje con el que se puede empatizar sea el tío, el desafortunado-pero-cuerdo tío.

Happy Death Day

Una tía se despierta en la habitación de un pringui y la matan. Repite todos los días lo mismo hasta que consigue que no la maten.

Efectivamente, un slasher de “Atrapado en el Descojono”. Floja, comercialoide y predecible; pero entretenida y con cierto carácter. Tenía bastantes expectativas que solo supo satisfacer a medias.

Imbroglio

El “viernes 13” tenía que ser el día de “La nit + killer” (“La noche más mofas” en cristiano). Empezamos con Imbroglio, un corto medio interesante de dos bandas de cerdos que quedan para hacer un intercambio y, efectivamente, se lía.

Game of Death

Unos cerdos pequeños encuentran un juego que es un verdadero despolle. El juego es, básicamente, que si alguien juega, la palma mazo gente. Luego juegan, claro.

El tráiler estaba plagado como de capturas de Snapchat y adolescentes jugando con el móvil con tono de “joder estos chavales, todo el día con el puto teléfono”. Por suerte, durante la peli se deja el mensajito moraloide a un lado y se centra en enseñar sangrecilla y explosiones de cabezas.

Secret Santa

Para empezar, la peli no iba sobre un Santa Claus que se esconde, sino sobre una familia que hace un secret santa. Me lo esperaba, pero yo qué sé, cuando hablamos de Santa siempre intento mantener la esperanza.

El cutrerío de la película contrastaba demasiado con el tono del discurso que soltó el puto director antes de la proyección sobre salvar el género. Me pareció flojísima y poco inspirada.

Los Olvidados

Pues nada, “La matanza de Texas” meets “Las colinas tienen ñordos” a la argentina.

No me pareció especialmente cherna, pero sí absolutamente innecesaria.