Hoy os traigo un Viernes de Metal especial, Viernes de Metal con vuestro grupo favorito: Puttorso.

Puttorso | Los Palos y las Piedran Podrán Romper Mis Huesos, Pero Las Palabras Harán Que Me Parta El Puto Culo

Por dónde empiezo… igual por lo obvio: esta mierda es, probablemente, el mejor disco de todos los tiempos.

Metedle duro, que mejora con las escuchas y cobro más cuanto más le metáis.

Foo Fighters | Concrete and Gold

Años sin escuchar nada de estos cerdos. Bastante guapo si te gusta la música sin chicha ni limoná.

A veces se pasan con el rollete de estribillismo épico, pero lo arreglan con otros momentos de seguir donde lo dejaron los Queens of the Stone Age pre-Era Vulgaris.

Myrkur | Mareridt

Las partes de Folk oscuro son flojas pero tragables, las partes Black Metal siguen siendo abominables y la mezcla es una turrada que no pega ni con mierda.

Básicamente, apesta menos porque mete menos Black Metal, pero todas las melodías siguen siendo muy de primero de Bilbo Rock, hasta el punto de que da vergüencilla escuchar a Chelsea Wolfe cantando simplonadas en el par de colaboraciones del disco.

Belphegor | Totenritual

Lo de siempre: Black/Death zapatillesco y poco original. Hacía tanta falta un disco así como una patada en la mierda.

No seré yo quien se queje de que se aumente la montaña de zapatillismo disponible, no obstante.

Church of Void | Church of Void

Doom tradicional para viejos. Simple y potente, pero… eso, para viejos o gente con artrosis.

Mejoraría la hostia con griterío en vez de putas voces limpias.

Hell is Other People | Embrace

Black Metal a la americana con bien de blastbeats y bien de chillidos; como las partes duras de Deafheaven pero sonando como el culo. Muy alta la voz, pero bastante guapo en general.

Vattnet | Vattnet

Primer disco del grupo como trío y como Vattnet; porque, efectivamente, son los anteriormente conocidos como Vattnet Viskar. Y el nombre no es lo único que han mierda puta cambiado, también lo ha hecho su jodida música.

Fuera queda ya cualquier resquicio de Black Metal que pudiera haber de su última mierda; ahora traen una especie de Metalcore modernísimo con partes post-roqueras mezcladas con bastante gusto, pero que están lejos de ser mi puta taza de té.