Septiembre llega con su “me cago en los huevos”.