Por fin un puto Viernes de Metal digno. Vamos a ver:

Incantation | Profane Nexus

Empiezo un poco con los fuleros para quitármelos de encima cuanto antes. Incantation, los Iron Maiden del Death Metal, no se aburren de hacer el mismo disco una y otra puta vez.

Supongo que si eres fan, estarás encantado (¡paaah!); si, como en mi jodido caso, no lo puto eres, solo será otro disco que no aporta nada.

No suena mal, ni mucho menos, simplemente nada nuevo bajo el sol: Death Metal flojo, muy a la americana, muy 90s.

Gravdal | Kadaverin

¿Saxofones otra vez? Hombre, no me jodas. Si los anteriores destacaban por ser los típicos cabrones que siguen flipados con lo que les flipaba hace 20 años, estos cerdos se pasan de lo contrario: saxomofones, ruiditos, mezclas raras de ritmos… muy guapo.

Admito que el saxofón me ha tocado la polla, pero el resto del disco es como un viaje por paisajes que te suenan pero nunca habías visto en ese orden, y, en estas circunstancias, el saxofoncillo es como la parte de extrarradio que te comes siempre antes de salir a la naturaleza abierta.

Bien por Gravdal, habrá que seguirles la puta pista.

Khmer | Larga sombra

Crust gallego y Black Metal, mis dos géneros preferidos, se mezclan en Khmer a la puta perfección, aunque pese más la parte cruster.

Primer “larga duración” (25 minutos) como tal del grupo, manteniendo el nivel de los EPs y splits anteriores. Bien.

Atriarch | Dead as Truth

Otra buena sorpresa. Un disco sólido y gordo de otra de las bandas del momento.

Funeral Doom Rock, por decir alguna chorrada. Cuidado, que ahora viene lo bueno.

Hell | Hell

Hostia, puta, santa. Ahora sí.

Llevo un rato mirando el teclado sin saber qué poner. Simplemente la polla, como los anteriores o mejor, más bestia que su puta madre; lento, gordo, decadente y corrosivo. Metedle u os estáis perdiendo disco del año.