Hostia puta, Fun Home, qué la hostia. Tengo que empezar a apuntarme de dónde huevos saco la información, porque luego me la encuentro simplemente en mis listas de “movidas a las que hay que meter” y no puedo explicar dónde lo vi, ni sé hasta qué punto es de fiar, ni puto nada. Total, que vi el tebeo en mi lista y decidí meterle una tarde de domingo.

Si no lo conocéis, Fun Home es un tebeo (o memoir, como dice ella) en el que Alison Bechdel nos cuenta la historia de su puto padre, un profesor de literatura gayer (o algo, no se sabe bien) que no ha salido del armario y es un puto liante. Todo lo cuenta, por supuesto, desde su experiencia como hija, también muy aficionada a la literatura y también bastante lesbiana.

Alison elige contarnos este movidón mediante referencias literarias y señalando constantemente las coincidencias entre estas referencias y su puto padre, haciendo que la historia resulte prácticamente increíble.

¿Cómo es posible que se dieran todas estas coincidencias? “¡Esta cabrona se lo está inventando!”, llegué a pensar. Como procuro hacer siempre, dejé que mi parte práctica saliera a flote y decidí dejarme llevar agradeciendo la puta hostia que fuera capaz de articular tan acojonantemente estas referencias y coincidencias, sean ciertas, falsas, forzadas o directamente sacadas de la puta manga.

Referencias

El libro consta de 7 capítulos y en cada uno de los 7 Bechdel insiste en señalar los paralelismos entre sus experiencias (las suyas y las de su puto padre) con la de uno de los autores favoritos de su jodido padre. Es muy habitual que empiece un pasaje con algo como “Camus una vez dijo que” o “igual que en ‘Gatsby’, el puto Fitzgerald propone”. Cada capítulo, como digo, marcadísimo, totalmente guiado por un autor, haciendo referencias a su puta vida y obra, tal que así (los pongo porque igual encontráis a uno de vuestros autores favoritos y os animáis a leer el tebeo, que no puedo dejar de recomendar):

  • Capítulo 1: Ovidio.
  • Capítulo 2: Camus.
  • Capítulo 3: Fitzgerald.
  • Capítulo 4: Proust.
  • Capítulo 5: Shepard.
  • Capítulo 6: Wilde.
  • Capítulo 7: Joyce.

Tiene su puta gracia que los dos últimos vengan de Dublín, la ciudad más terrible en la que haya vivido y de las más cutres que haya visitado jamás.

Coincidencias

Además de las incesantes referencias a los autores favoritos del puto padre, la autora señala circunstancias asombrosamente parecidas entre las historias o las propias jodidas vidas de los autores y su puto padre.

Sinceramente, acojona ver el dominio del mundo literario que demuestra tener Alison Bechdel en un tebeo tan indie, tan desenfadado. Los paralelismos que aparecen no son inmediatos en absoluto, hay que tener la movida más controlada que la hostia. Incluso el puto lenguaje con que se expresa resulta mucho más elevado de lo habitual (me vi obligado a tirar de diccionario un par de veces, como si esto fuese 1996) para el tono general de la historia.

Da puto gusto leer este tebeo; es una historia que necesitaba ser contada y la manera en que la enmarca la autora resulta simplemente acojonante. Se diferencia rotundamente de lo puto “cotidiano” tan habitual en este rollete indie del que participa en lo formal y se aleja en el fondo.

Ahora me he pillado Are you my mother?, que parece ser el equivalente pero con la madre. He leído que no tiene nada que ver, que no es el mismo rollo (supongo que la historia de la madre no será tan simplemente acojonante como la del padre, que era un verdadero descojono); pero Alison Bechdel me ha parecido tan inteligente, tan sensible a lo cojonudo y tan brillante, que tengo que meterle. Igual incluso empiezo a meterle a la serie The Essential Dykes to Watch Out For, aunque el rollete me la traiga flojísima.

Seguiré informando si merece la mierda.