Su. Puta. Madre.

El otro día se me metió entre ceja y ceja aprender a hacer bots para automatizar ciertas mierdas en Twitter:

  • Tuitear una foto de un collage con mis discos más escuchados esa semana según Last.fm.
  • Tuitear a qué series le he estado metiendo basándose en mi TV Showtime.
  • Tuitear qué pelis he visto desde Letterboxd (esta tendrá que esperar, porque todavía no tienen API).
  • Tuitear qué libros he leído y qué puta nota les he puesto en Goodreads.

Así que me he puesto manos a la obra y esta tarde he creado un bot para la cuenta @butraguenokills (¡Viva el Buitre!) que, atención, te sigue si le sigues y te dice que viva Butragueño. Podéis seguirle y ver qué tal. Seguiré probando mis mierdas ahí.

Como he comentado en Twitter, me ha llevado toda la puta tarde hacer esta mierda, así que supongo que lo de la música, las series y demás me llevara LA JODIDA PUTA HOSTIA. Debo decir que siento un renovado respeto por los programadores; su puta madre qué cosa más rara.

Por si también estáis interesados en algo así pero no sabéis por dónde mierda puta empezar, voy a compartir mi frustrante experiencia.

¿Qué necesitas?

  • Una cuenta de Twitter que no te importe que te jodan, no vaya a ser que crees un bucle que se ponga a postear mierda non-stop y te la jodan.
  • Haceros desarrolladores de Twitter y obtener las claves para que vuestra app se comunique con vuestra cuenta.
  • Saber algo de JavaScript. Por supuesto, yo no tenía/tengo ni guarra, así que me hice un cursillo en Codecademy. Son unas 10 horas, aunque yo diría que me llevó más. Todo gratis, claro.
  • Tener una máquina que siempre esté encendida ejecutando el script del puto bot. Yo me he creado una instancia de Ubuntu con Amazon EC2, pero hay muchas formas de hacer esto. Más adelante más.

Si ya sabes programar en JavaScript o crees que te defiendes, el siguiente paso es bajar Node.js, inicializarlo e instalar uno de los módulos de Twitter.

Node.js es, creo, una plataforma basada en JavaScript con la que ejecutar aplicaciones en servidores, así que nos viene como ojete al dedo.

Con todo esto bajo control, podemos empezar a escribir el script que gestionará el bot. Yo opté por seguir estos vídeos y estoy contento: el tío es bastante, bastante descojono, tiene mazo pluma, está obsesionado con los arcoiris y el nivel es un logrado término medio entre “no tenéis ni guarra, os lo voy a explicar todísimo como si fuérais gilipollas” y “todo esto es manta fácil, voy a ir a toda hostia”.

En los vídeos se explica todo: desde instalar e inicializar Node.js hasta crear la instancia Linux en Amazon EC2 (y en otro con nombre como chino), pasando por cómo hacerse desarrollador en Twitter o movidas que iban un poco más allá de lo que me interesaba y a las que no he prestado mucha atención.

Seguid los vídeos con calma y todo debería saliros a pedir de Milhouse. Si tenéis algún problema, dejad un comentario e intentaré ayudaros.