IPs públicas y privadas: Cómo nos ve la Hinterned

Fohoma | 4 abril, 2017

Hoy toca una de esas entradas sobre ordenatas que os encantan. Voy a intentar hacerme el enrollado todo lo que pueda para que no os resulte muy coñazo, pero es que, joder, tengo que hablar de esto porque no tenéis ni puta idea del medio en el que pasáis el 150% de vuestro tiempo.

Me voy a centrar en IPv4, la que todos conocemos, la que está formada por cuatro octetos o numeritos de 0 a 255, y no en IPv6, que funciona de otra manera muy distinta y todavía no se usa bien en casi ningún sitio. Si queréis que un día hable de cómo funciona IPv6, pedid por esa boquita.

¿Cómo es una IPv4? Una IP son 32 bits divididos en 4 grupos/bytes/octetos y separados para que los humanos las entendamos fácilmente por puntos. Como los bytes puedes adoptar 256 valores (de 0 a 255 inclusive) las IPs tienen una forma como:

192.168.0.13
10.20.30.40
8.8.8.8
249.123.5.9

Etcétera.

No todas las IPs funcionan igual; en concreto, hay tres rangos bastante especiales de lo que llamamos IPs privadas:

ClaseIP inicialIP finalNúmero de hosts
A10.0.0.010.255.255.25516.777.216
B172.16.0.0172.31.255.2551.048.576
C192.168.255.255192.168.255.25565.536

Estas IPs son privadas y no estarán enrutadas hacia la Hinterned, es decir, no se puede acceder a una IP privada desde internet si no estás dentro de esa red. Esto hace que esas IPs se puedan reutilizar porque son invisibles desde fuera, así que todos en nuestra casa tenemos una 192.168.X.Y (se usa ese rango, el más pequeño de los 3, porque rara vez una casa necesita más de 65.000 equipos) y en las oficinas de una empresa grande tendremos probablemente una 10.X.Y.Z o una 172.X.Y.Z.

El resto de IPs (hay más excepciones, pero son pocas y para movidas muy específicas) son públicas y no pueden ser utilizadas tan alegremente. Cuestan pasta y hay organismos como IANA que se encargan de repartirlas. Estamos bastante cerca de acabar con las IPv4. En EEUU (cada país tiene asignados ciertos rangos) ya se han repartido todas las que quedaban y, como siempre, si ¡U! ¡Ese! ¡A! están jodidos, el mundo se moverá para solucionar lo que les pase, así que ahora hay bastante movimiento para pasarlo todo a IPv6, pero lleva bastante curro y bastante tenemos con lo que tenemos.

En los rangos privados cada uno hace lo que le salga de la polla y se organiza como le dé la puta gana; si la cosa se complica porque hay mucho que manejar, suele existir al menos un equipo de ingenieros de red que se encarga de poner orden.

Cuidado, que ahora llega lo jodido. Diréis: “yo veo en mi ordenata haciendo un ipconfig que tengo una IP privada y puedo comunicarme con la Hinterweb sin problema, ¿qué hostias?”. Amigos, esa IP la entiende vuestro routercillo, para el resto tenéis la IP pública que os asigne vuestro ISP y la coja por una de sus patas (la que da a la Hinterned, curiosamente) el propio routercillo. Para saber con qué IP os ve la basca podéis acceder a servicios como What’s My IP o simplemente preguntárselo a Google.

Para saber a qué equipo de los que tenéis conectados en casa pasarle qué, el router lleva a cabo una movida llamada NAT que, básicamente, traduce todo lo que le viene por su IP pública a las distintas IPs privadas de nuestros trastos caseros.

Por aclarar, que al hacer un ipconfig os dé una IPv6 no quiere decir que ya estéis a tope de modernidad, sino que el DHCP de vuestro routercillo quiere ir de guay y reparte IPv6, pero solo locales (las llamadas “link local“, equivalentes a las APIPA en IPv4, con un uso más restringido incluso que las IPs privadas). Para ver si vuestro ISP os ha asignado ya una IPv6 podéis hacerlo en Test your IPv6 Connectivity, pero la respuesta va a ser que no.

¿Y a quién cojones le importa todo esto? Pues a cualquiera que necesite conectarse a equipos de casa desde fuera: desde un hotel, desde la oficina, desde el buseto con el móvil, etc. Con esto y la entrada sobre asignar IP fija por DHCP puedo ya explicar cómo hacer redirecciones de puertos y poder así hacer la hostia de cosas:

  • Ver pelis o escuchar música del ordenador de casa en el móvil en el tren con Plex.
  • Mandar al ordenador de casa que se vaya bajando pelis desde el trabajo.
  • Descargar documentos de una NAS en casa sin depender de Dropbox y esas mierdas.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

5 Comentarios

  1. Pregunta práctica, ¿tenemos que prepararnos de algún modo para la adopción de IPv6 o lo hará todo nuestro ISP y de un día para otro funcionaremos así sin enterarnos (salvo que estemos haciendo cosas con nuestra IP pública)?

    Supongo que con tener un router modernillo ya bastará por parte de los usuarios. Test your IPv6 Connectivity me dice que lo tengo todo guay, por ejemplo.

  2. No estoy muy puesto en routers domésticos, pero hace tiempo que no me topo con uno que no esté preparado para IPv6; no creo que los proveedores se arriesguen a complicar la vida de sus clientes sin ofrecer una salida fácil.
    Es un estándar que lleva mucho tiempo, pero por huevonería de unos y otros, lleva conviviendo con IPv4 desde hace la hostia. Pasará tiempo hasta que las webs dejen de anunciarse por IPv4.
    ¿Ya tienes IPv6 pública? ¿En casa o en la oficina?

  3. No, en realidad he dicho mal. Con “todo guay” me refería a que Test your IPv6 Connectivity me dice que en casa tengo la configuración correcta para funcionar, pero Telefónica sigue sin ofrecerme la IPv6 pública.

    Lo dicho, supongo que de un día a otro empezará a coexistir con la IPv4 y no nos enteraremos; y así seguirá durante mucho tiempo hasta que quiten ésta (si lo hacen).

    • Ya coexisten, las páginas gordas ya se están anunciando por IPv6. Abre un cmd y ejecuta “nslookup -q=aaaa” y dile que te dé la IP de “www.facebook.com”, por ejemplo. ¿Cómo lo ves?
      Lo que queda es que todo se anuncie por IPv6 (no solo Facebook, Google y Amazon), los ISPs empiecen a repartir IPv6 a sus clientes y empiecen a borrarse las IPv4. No sé si eso pasará algún día, no sé si en nuestras redes de casa seguiremos con IPv4, pasaremos también a IPv6 o dependerá del friquismo/interés de cada uno. En cualquier caso, será lento.

  4. Hostia, de hecho, acabo de mirar y Amazon no tiene IPv6. Acojonante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: